martes, 8 de marzo de 2011

RESIEMBRA DE CÉSPED

Estamos a finales del verano y es época de ponernos a pensar en renovar y mejorar el césped para tenerlo bien verde durante el invierno, para eso tendremos que realizar la resiembra.

El período de resiembra adecuado es desde la segunda quincena de marzo hasta la primera quincena de junio, aunque el momento ideal desde el 1 de abril al 15 de mayo.
Las especies más utilizadas son: rye grass perenne o anual.

Se puede usar fosfato diamónico o un buen fertilizante arrancador de liberación lenta para asegurar la provisión de nitrógeno en la primavera. En ambos casos la dosis a utilizar es de 1-2 kg/100 m2.

La densidad de semilla a resembrar puede variar dependiendo mucho de la forma de realizar la resiembra y del uso posterior que tendrá el césped podemos decir que para un jardín 2 a 4 kg y para un campo deportivo de 3 a 5 kg/100 m2 son las densidades más aconsejadas.

La principal tarea a realizar, es el corte del césped existente bien bajo. Esto permitirá que la semilla de la resiembra tome mejor contacto con el suelo y además eliminará parte de las hojas y tallos muertos que afectarían el crecimiento futuro del césped.
La siembra debe hacerse esparciendo la semilla al voleo lo más uniformemente posible, para eso es recomendable realizar la siembra en varias direcciones, dividiendo la cantidad de semilla total a aplicar, de esta forma se logrará mayor uniformidad.
Luego pasar una rastra de alambre tejido o cadenas, con el objetivo para bajar las semillas y ponerlas en contacto con el suelo.
Al efectuar la resiembra es recomendable realizar la técnica de top dressing, que consiste en la distribución de una capa fina de tierra u otro material ( lombricompuesto, compost bien sarandeado) para mejorar el contácto de la semilla con el suelo, no permitir que los pájaros se coman las semillas y además de nivelar las inperfecciones del terreno.

El riego en los siguientes 10 días es sumamente importante, los primeros 5 días se debe regar de 2 a 3 veces por día pero poca cantidad, luego se ira reduciendo la frecuencia y aumentando la cantidad de agua.

Cuando las plantas alcanzan los 10 cm. se debe realizar el primer corte con una máquina muy bien afilada para evitar el desprendimiento de las mismas. Los siguientes cortes nunca deben bajar la altura de la planta más de 1/3 de su altura total.