domingo, 30 de octubre de 2011

JARDINERIA EN MACETAS

El cultivo de plantas en macetas nos brinda infinitas posibilidades, desde árboles hasta con flores de estación, arbustos, herbáceas, bulbosas, gramíneas y florales, todo es posible siempre que les brindemos los cuidados básicos y el mantenimiento adecuado.


Elección dela maceta
Este es uno de los puntos clave, ya que la maceta que elijamos será la vivienda permanente o casi de la planta que deberá desarrollar en ella sus raíces, sustento de brotaciones y floraciones futuras. Por eso cuanto mayor sea la maceta (dentro de las proporciones lógicas) mejor crecerá nuestra planta y menos fertilizantes necesitarán.

Tipos de macetas
Terracota
Ventajas: aspecto natural, cuanto más viejas más lindas
Desventajas: son caras, el frío intenso (temperatura inferior a 10 °C) puede quebrarlas.

Plásticas y derivados
Ventajas: ayuda a que las plantas vivan mejor porque evitan la permanente deshidratación, son de larga duración, resultan livianas y fáciles de transportar.
Desventajas: no dan un aspecto natural.

Fibrocemento
Ventajas: son económicas, livianas, se las consigue en tamaños grandes y con el tiempo adquieren buen aspecto.
Desventajas: no tienen un perfil elegante

Cemento
Ventajas: son económicas
Desventajas: son pesadas y no muy finas.

Madera
Las macetas de madera son cálidas y decorativas, requieren un barniz para impermeabilizarlas y un producto conservante de la madera, si no se pudren.

Plantación
Antes de la plantación habrá que poner mucha atención en el drenaje. Si el orificio de la maceta se encuentra tapado, la planta indefectiblemente terminará pudriéndose. Para estar seguros al respecto colocaremos algunos pedazos de macetas rotas y una buena capa de leca (entre 3 y 10 cm. , según el tamaño dela maceta)
Como sustrato ideal una mezcla de tierra, compost, resaca y una dosis de humus de lombriz le darán a la planta una base mullida donde fijar sus raíces.
A medida que vamos plantando debemos apisonar el sustrato alrededor delas raíces para darle firmeza a la planta y evitar que luego baje mucho el nivel de tierra.
Con un buen riego, lento para que la planta absorba bien el agua (hasta que aparezca por debajo de la maceta), la tarea estará concluida.
Se le puede agregar una capa de mulching de entre 4 y 10 cm. de corteza, chips, viruta, granza o cualquier otro material que sirva para cubrir la tierra alrededor de la planta, normalmente esto se usa en árboles, arbustos y trepadoras, donde quedan áreas libres de tierra, pero no en florales y herbáceas, ya que ellas irán cubriendo con el tiempo toda la superficie.
El mulch evita que se deshidrate fácilmente y además le da una terminación más prolija a la maceta.
Riego
A medida que la planta crezca, los riegos se irán intensificando ya que no solo se desarrollará la parte aérea sino que sus raíces irán ocupando toda la maceta y consumiendo cada vez más cantidad de agua y nutrientes. Los requerimientos de agua en primavera y verano serán mayores que en las estaciones frías.
Fertilización
Las plantas en macetas suelen agotar el suelo rápidamente debido al espacio limitado que tiene sus raíces para obtener nutrientes, con el agravante del lavado de la tierra que se produce con los sucesivos riegos. Entonces, si queremos plantas fuertes, sanas y floríferas, prestaremos especial atención a este paso.
Tipos de fertilizantes
Químicos
Aperdigonados: tienen nutrientes y micronutrientes concentrados en pequeños perdigones que se incorporan a la tierra y que se van disolviendo con el agua de riego. Se puede comenzar a agregar fertilizante en el momento de la plantación, mezclándolo con el sustrato en una pequeña dosis (una cucharada) y luego ir fertilizándolos cada 30 a 45 días.
Dentro de este grupo se encuentran los de liberación lenta que van aportando sus nutrientes a medida que la planta los va necesitando, durante varios meses, de esta manera la necesidad de fertilizar se reduce a dos veces por año.

Líquidos: tienen la ventaja de producir efectos inmediatos, pero también se consumen más rápidamente y requieren más aplicaciones.

Orgánicos
Harina de huesos, harina de sangre: ayudan al enraizamiento y mejoran la floración. Generalmente se requiere un puñado de cualquiera de estos dos fertilizantes por maceta grande. Sin embargo su olor puede traer problemas, no solo por lo desagradable sino porque atrae por la misma razón a perros y gatos que escarban en las macetas y producen grandes destrozos.
Humus de lombriz: es muy bueno para los transplantes y plantaciones, para el crecimiento en general. Una buena dosis consiste en dos puñados por planta en la plantación, y luego tres a cuatro veces por año, pero si nos excedemos la cantidad no hay problema.

Cambios de maceta
Por lo general, cuando armamos un espacio con macetas, lo hacemos con la intención de ver crecer y florecer nuestras plantas tal y como las plantamos, durante el mayor tiempo posible, si hicimos el trabajo correctamente esto sucederá.
Sin embargo, las plantas crecen y como se vio antes, van copando el espacio dentro de las macetas y agotando los nutrientes, por lo tanto el renuevo de la tierra, cambios de maceta, recorte de raíces y la limpieza de la copa (la poda) serán realmente necesarios para que nuestras plantas se mantengan lozanas y llenas de vida.

Especies que se desarrollan bien en macetas




Árboles: alcanfor, cítricos, acer palmatun, acer buergerianum, acacia baileyana, prunus pissardi, ficus, kumkuats , ligustrum sinensis, etc.

Arbustos: azaleas, abelias, buxus, eugenias, camelias, ligustrum texanum, laurentino, laurel de flor, coronas de novia, azareros, rosas, hortensias, formios, lavandas, callistemon, dodoneas, azareros, etc.

Trepadoras: jazmín chino, jazmín azórico, jazmín humile, jazmín del país, clematis, santa ritas, etc.

Herbáceas: agapantos, calas, margaritas amarillas bulbines, hostas, verbenas, geranios, malvones, palmeras, gramíneas en general, aromáticas, etc.

Gramineas: pennistum rubra, festuca glauca, acorus gramineus "lemon·, carex bronzina, pennisetum villosum, etc.

Herbáceas anuales: petunias, alegrías del hogar, lobelias, clavelinas, alisun, copetes,  verbenas, vincas,,gazanias, agatheas, begonias,etc. 

domingo, 21 de agosto de 2011

PLANTAS DE INTERIOR A FINALES DEL INVIERNO

A comienzos de primavera, el trasplante a otra maceta no es obligatorio. Solo es necesario cuando las raíces ocupan casi toda la maceta. Al trasplantarla, conviene desprender las raíces del pan de tierra y eventualmente, cortar algunas con una tijera, limpiar con palito la tierra adherida. Colocar la planta en tierra nueva y regar abundantemente.
No abonar la tierra con fertilizantes químicos en el momento del trasplante, ya que esta recibe un shock al cambiar de recipiente y más a un si hemos cortado algunas raíces. Conviene esperar unos 45 días para poder agregar algún fertilizante con el agua de riego.

PASOS DE UN CAMBIO DE MACETA Y TUTORADO










MULTIPLICACIÓN

Las plantas de interior se pueden multiplicar por: esquejes de tallo, de hoja, acodos y división.
Por esqueje: se corta una sección de tallo joven con 2-3 pares de hojas sanas o el rote terminal con 1-2 pares de hojas.
El esqueje se prepara cortando el tallo apenas debajo de la hoja inferior.
La hoja basal se separa del esqueje, luego la superficie de corte se impregna con hormona de enraizamiento.
En una maceta con en el sustrato húmedo compuesto por turba, perlita y tierra negra en partes iguales se inserta el esqueje.
Se coloca una cobertura plástica que mantiene la atmósfera húmeda, en un sitio luminoso, se ventila 5 minutos diarios y se retira cuando aparecen las raíces, según la especie, desde 20 a 40 días.
Se multiplican entre otras por esqueje: pothus cissus, dieffembachia, peperonias, etc.

Esqueje de tallo: se cortan secciones de tallo de unos 7-8 centímetros que incluya un nudo.
La parte inferior de cada sección se unta con hormonas de enraizamiento.
Los trozos se colocan en forma vertical, totalmente cubiertos con el sustrato de turba, perlita. Se riega y se cubre con un plástico.
En un ambiente cálido 22-24 °C cada trozo forma raíces en 5-6 semanas, luego se transplantan en macetas individuales con un sustrato apropiado.

PASOS DE UN ESQUEJE DE TALLO









Esqueje de hoja: las estacas con pecíolo se preparan con las hojas sanas y bien desarrolladas que se cortan por encima del sustrato.
Se unta la superficie de corte con hormona y se hunde el pecíolo hasta la base de la lámina en un hoyo practicado con una varilla en el sustrato de turba y perlita.
Se riega y se cubre con un plástico transparente para crear una atmósfera húmeda.
En un ambiente luminoso con un a una temperatura entre 18 y 22 °C protegida de la luz solar directa, en 2 o 3 semanas forma una nueva planta.
La nueva plantita se separa de la hoja madre que le dio origen sin dañar las raíces, se planta en un a maceta con un sustrato apropiado (resaca-turba-tierra negra).
Se multiplican de esta manera las peperonias.
Por esqueje de hoja también se multiplica las sansevieras: se elige una hoja sana, se corta desde la base. La hoja se apoya sobre una superficie dura. Con una navaja afilada se secciona en trozos de 3 a 4 centímetros. Cada trozo se inserta hasta la mitad en una mezcla húmeda compuesta por perlita y turba en partes iguales
El sustrato se mantiene apenas húmedo, con temperatura entre 20 -22 C°, nacen las raíces en 2-4 semanas.
Cuando las nuevas plantitas tienen 2-3 pares de hojas se separan de los esquejes que las originan y se pasan a macetitas individuales.

Acodo aéreo: con una navaja se realiza un corte en la corteza del tallo en primavera-verano, la herida se impregna con hormona de enraizamiento y se cubre con musgo húmedo, el musgo se envuelve con un plástico trasparente y se ata en los extremos.
Cuando las raíces aparecen a través del musgo se separa el acodo enraizado realizando un corte por debajo del mismo.
La nueva planta se coloca en una maceta con un sustrato apropiado.
Se multiplican de esta forma: gomeros, dieffembachias, dracenas, azaleas.

División: se efectúa con el cambio de maceta en la primavera, cuando la planta alcanza un buen desarrollo. Con una varilla se quita parte del sustrato adherido a las raíces. Se separan con las manos sisa dañar las raíces y los tallos, luego se planta en macetas individuales
Se multiplican de esta forma: calatheas, maranthas, sansevieras y helechos.









RENOVAR EL JARDÍN


RENOVAR EL JARDÍN

Cada año a finales del invierno y a comienzos de la primavera cuando comienzan los días lindos siempre pensamos en renovar algo en el jardín, cambiar plantas de lugar, agregar otras, incorporar nuevos espacios,  etc.

ALGUNOS CONSEJOS A TENER EN CUENTA



El principal secreto no se relaciona con robar naturaleza intacta y agregarla a un jardín, porque la naturaleza jamás podrá mantenerse bella encerrada en un espacio limitado. El secreto está en diseñar cada espacio usando líneas rectas y curvas, formas y proporciones, para lograr que ese espacio, con el tiempo y algunos cuidados, pueda transformarse, perdurar y evolucionar hacia lo natural.
Debemos poner en práctica lo siguiente: el jardín es un trozo de terreno con límites formados sólo por los muros; por lo tanto, todo lo demás es modificable. Si la intención es hacer un jardín desde cero, se debe considerar su espacio al igual que consideraríamos el espacio en cualquier otro lugar de nuestra casa. Cada elemento que incorporemos debe ser cuidadosamente evaluado para que sea armónico. Debemos buscar el equilibrio, y para esto es fundamental conocer cada planta que pondremos en el jardín, particularmente en su desarrollo adulto, cuando alcanza su mayor tamaño. No es poco común plantar arbustos pequeños y hermosos que después de un par de años debemos sacar porque no tienen espacio o se deforman al competir por espacio con otros arbustos. Cada planta es un ser que se desarrollará de una manera y bajo ciertas condiciones que le son favorables: pocos pensarían en plantar rosales bajo un bosque…cada planta merece ser plantada en un lugar en el que pueda crecer y regalarnos toda su belleza
Cuando se piensa en diseñar un jardín, hay que tener muy en claro qué formas, colores y texturas van a ser los elementos dominantes. Si hay muchos elementos que dominan por su fuerza o su intensidad, se pierde el efecto de resaltar algo en especial y se produce un caos visual.
A continuación algunos ejemplos:


DIFERENTES TEXTURAS CREANDO CONTRASTE

• Si se coloca una escultura en el parque, hay que ser muy cuidadoso con la elección de las especies que la rodearán. Las plantas no deben dominar la escena.

Si hay un árbol especialmente importante o se colocará uno , hay que dejarle el espacio suficiente –pensando en el futuro y no plantar otros árboles en su cercanía.

• Si el árbol tiene ramas hasta el suelo, sería un error elegir plantas altas de sombra para colocar debajo de él ya que, una vez que crezca la copa del árbol, se mezclará con las otras plantas y se perderá la nitidez de las formas.

• Si se quiere resaltar una textura de follaje suave, debería usarse follaje bien diferente para que no se produzcan competencias .

• Si se piensa en colores, hay que considerar simultáneamente las formas. Color y forma están íntimamente relacionados . Por ejemplo, una hilera de flores azules se convertirá en una línea bien definida.


• Teniendo en cuenta el color que será dominante en cada época del año, hay que tratar de buscar un equilibrio en el diseño , considerando el jardín en su totalidad.





domingo, 7 de agosto de 2011

TAREAS A REALIZAR EN EL JARDÍN A FINES DEL INVIERNO



Durante el invierno las plantas se entregan al descanso reparador esperando la primavera para explotar con todo su esplendor. Sin  embargo, los canteros pueden renovarse con especies invernales, aprovechando el estado de reposo, se puede modificar la estructura del jardín si ésta no nos satisface o si queremos renovarla cambiando de lugar algunas plantas ya establecidas.

Tareas a realizar a fines del invierno
Realizar una limpieza en el jardín, poda y desmalezado.
Retirar todas las ramas secas, mal ubicadas y que molesten la visual, como aquellas que hallan excedido su crecimiento.
Realizar una limpieza de los canteros retirando todo lo quemado por las heladas o lo que requiera renovarse.


Las quemaduras por heladas en Santa Ritas, cítricos, jazmines celestes, lantanas, salvias, etc. no deben podarse hasta antes de su brotación en primavera. El daño con una poda ahora será mayor.

Podar especies que lo requieran para generar nuevos brotes, Ej. Gramíneas y tutorar temprano las herbáceas para que crezcan bien formadas.
Realizar división de matas, rizomas y cortar hojas amarillas de bulbos de floración invernal.
Podar cercos y enredaderas. Cortar renuevos que crecen a partir de raíces gemíferas como de álamos, tilos….

Remover el sustrato, retirar malezas y dejarlo listo para la nueva plantación.
Podar el jazmín de floración invernal tan pronto como se haya marchitado la última flor
Las plantas sin hojas suelen ser tentadoras para podar. Sin embargo, todas aquellas plantas que florecen en primavera han desarrollado sus pimpollos en el otoño anterior. Ellas son: coronas de novia, bolas de nieve, magnolias, glicinas, etc
En invierno se podan árboles y arbustos caducifolios, por ejemplo frutales y rosales.
En climas como el nuestro con heladas frecuentes en todo el mes de agosto, es recomendable esperar hasta fin de agosto.
No se deben podar las plantas que florecen en primavera porque se pueden cortar las yemas florales.
Ahora si después de realizar todas estas tareas llegó el momento de diseñar o remodelar nuestros espacios para revalorizar los mismos.

.
·

domingo, 12 de junio de 2011

PODA DE ROSALES

Los rosales se caracterizan por producir año a año madera muerta, improductiva, que ha dado flores y luego se seca(estos vástagos va quedando en la planta y muchas veces se desprenden solos.
La poda del rosal acelera el proceso natural, removiendo la madera vieja, improductiva, además de quitar los tallos enfermos, debilitados y el follaje.
La época adecuada adecuada para la poda del rosal es desde fines de junio a fines de julio.
Cuando se poda a mediados de el mes de julio se pueden individualizar mejor las yemas (para ver donde cortar).

Si en cambio si nos apresuramos en podar y lo hacemos a principios de junio, no individualizaremos las yemas, y corremos el riesgo de que el rosal brote y una fuerte helada haga perder los brotes, lo que haría que la planta tenga que volver a brotar con agotando así las resevas de la planta.
Si la poda se realiza tarde (fines de julio o principios de agosto) la planta ya tendra hojas que luego de la poda las perderá y así tambien se agotan las reservas de la planta.
El corte debe ser neto,liso y sin desgarros a una distancia de 5 mm. de la yema, con un declive contrario a esta.
Cortar siempre hasta la madera sana, blanca removiendo la madera muerta y los tallos débiles que no llegan a florecer por no tener un grosor adecuado.
 

A Corte con tijera mal afilada
B Corte muy cerca de la yema
C  Corte correcto
D Corte con  bisel hacia la yema
E Corte muy cerca de la yema



Formacion de la planta
Es muy importante que al hacer los cortes de las ramas a suprimir, se tenga presente la ubicación de las yemas, dado que la que se encuentre en el extremo superior, es la que emitira la nueva rama, evitando que por su posición deforme la planta.
Cuando el rosal está muy cerrado, es decir con muchas ramas en su interior, hay que eliminar estas, dejando las que mejor se adapten a la nueva formación. Hay que tener en cuenta que la primera yema que se encuentre inmediatemente debajo del corte, este orientada hacia fuera.
Si encambio la planta estubise muy abierta, es decir, con ramas que salen hacia fuera, procederemos a la inversa buscando cerrarla. En esta caso elegimos las yemas orientadas hacia el interior para el nacimiento delas nuevas ramas.

 
ROSALES FLORIBUNDAS
La poda debe ser suave y liviana, se podan a 40 – 60 cm. del suelo, quitando los tallos entrecruzados , secos, muertos y los chupones.
La poda muy severa como las que se realiza en los rosales híbridos té puede debilitar la planta en pocos años.

ROSALES ENANOS
No se podan demasiado, salvo para quitarle madra seca, enferma, dañada y los tallos débiles.

ROSALES POLYANTA
Solamente se realiza la poda de limpieza.

ROSALES TREPADORES Y ENREDADERAS
En los rosales trepadores se recortan en la parte superior los tallos erguidos para propiciar del crecimiento en ancho, de lo contrario quedarían desguarnecidos en la base. A los tallos nuevos, elasticos y flexibles se los diciplina sore alambres o guías, de manera que queden apoyados y extendidos en forma abierta, de esta forma produce gran cntidad de flores.
En los rosales enredaderas solamente se cortan algunas ramificaciones basales


domingo, 29 de mayo de 2011

PODA DEL ARBOL DE LA VEREDA

El árbol de la vereda no pertenece al frentista por más que lo haya plantado, sí es parte del bíen  público de un municipio, por lo tanto su cuidadoes una responsabilidad compartida. Unos y otros deben aunar esfuerzos para preservar la forestación de los ambientes urbanos, los árboles de nuestras calles.
Año  a año asistimos a la destrucción del patrimonio arbóreo. En la mayoria de los casos los vecinos podan sin contenplación llegando a cortar estructuras que no deben ser tocadas, prodiciendo así enormes daños que condenan a ese ejemplar a una muerte lenta pero segura.
En este mes ya comienzan los vecinos a podar los árboles de la vereda. Para hablar de poda, lo primero es pensar en que beneficios nos dan los árboles: sombra, ornamentación, reparo, producción de oxigeno, reducción de ruidos, todos ellos  brindados por la copa de los árboles, entonces para que podar.
Entonces, ¿por que se podan los árboles de la vereda? Porque se cree que les hace bien, por que se piensa que se rejuvenecen, porque hay una costumbre de podar que proviene de la poda de frutales, para dar trabajo, por que hay gente a la que le gusta podar, por qiue dicen que si no podo soy abandonado, porque no se ve el cartel o la vidriera, porque queda prolijo, etc.
Todos estos motivos no justifican la poda del arbolado público, como así tambien los árboles ornamentales o de sombra que tengamos en nuestros parques y jardines.
En  cambio, sí se justificala poda cuando haya que sacar ramasque entorpezcan el tránsito tanto peatonal como vehícular, para mejorar la iluminación  de las veredas y para sortear cables.

COMO SE PODA UNA RAMA
Si una rama es cortada a la mitad o dejando un tocón, va a rebrotar, si sacamos esa rama que molesta, con el rebrote volveremos a tener problemas. Por eso, las ramas de cortan siempre desde cuajo, al ras de la rama principal, para que no rebrote y entonces no genere nuevamente problemas.

QUE RAMAS SE PODAN
Exclusivamente las que generen problemas. Esto es, las ramas que se dirigen a los cables, en cuyo caso se termina formando un tunel por donde pasan los cables, tambiens podan las ramas bajas que molstan el tránsito de personas y vehículos y las ramas que apunten hacia los focos de luz y que impiden un buen alumbrado. En árboles nuevos (3 a 5 años) se eliminan las ramas bajas por debajo de los 2 metros y formarlos para que tengan  3 o 4 ramas principales equidistantes, luego se dejan desarrollar lo máximo posible, así nos daran los mejores beneficios.



 

domingo, 8 de mayo de 2011

PODA DE MANTENIMIENTO DE ÁRBOLES

NO DEBES PODAR UN ARBOL SIMPLEMENTE PORQUE: las hojas tapan los desagües, para no barrer la vereda, para que el árbol crezca más fuerte y sano, queda más prolijo, para ver mejor el cartel o la vidriera, es muy grande o muy viejo o por la costumbre de que hay que podarlos



Poda de mantenimiento

Es la que se realiza una vez formado el árbol y se continúa a través de su existencia. Consiste en la eliminación de: ramas mal dirigidas, enfermas o secas, rebrotes de raíz, chupones que nacen en el tronco. También comprende el mantenimiento de túneles para conducción del cableado aéreo y de altura de la copa para iluminación y tránsito vehicular y/o peatonal.



1) Los cortes deben ser verticales para que la lluvia y la polución ambiental no penetre por los muñones enfermando al árbol.
2) Sacar las ramas enteras sin desgarrarlas.
3) Previo al corte de la rama conviene seccionar la corteza desde abajo para que al retirar la rama no desgarre parte del tronco.
4) Si la rama es muy gruesa o pesada seccionarla en trozos. Comenzando por la punta. Estas ramas se cortarán sólo si el árbol tiene otras de igual porte que mantengan el equilibrio del ejemplar.
5) Eliminar sólo aquellas ramas y puntas que hagan falta.

6) No podar las ramas que formen un techo, si hacerlo con aquellas muy bajas que molesten el paso de peatones o vehículos.
7) No es necesario talar un árbol cuando sus raíces levantan la vereda. Se puede cortar sólo la raíz que molesta en forma paralela al tronco y luego efectuar una poda de ramas de manera que el árbol mantenga su equilibrio.
8) En caso de cableados y luminarias tampoco es necesario podar todo el follaje, sólo se cortarán las ramas que amplíen el cono de luz o las necesarias para producir el " efecto túnel" que permita el paso del cableado aéreo.
9) Según el tamaño de las ramas se empleará una tijera manual para poda, en segundo orden los serruchos con dentado especial y por último las motosierras.
El hacha y el machete deben ser desterrados en el momento de hacer una poda correcta.






Época de poda

La época más conveniente depende de la especie y de las condiciones climáticas. Las especies de hojas caducas se deben podar durante el reposo vegetativo impuesto por los fríos. El mejor momento para podar es cuando la planta tiene las reservas altas, es decir desde la caída de las hojas en otoño hasta fines del invierno, pero siempre antes de que empiece la brotación.
El peor momento para podar es cuando las hojas se están formando, ya que las reservas están en un nivel mínimo, y cuando la hojas están cayendo, ya que pierden reservas necesarias para la formación de raicillas.
Las especies de follaje persistente es aconsejable podarlas en la misma época que las caducifolias, ya que tienen en ese período menor actividad. Las podas en períodos de intensas heladas resultan perjudiciales para el vigor futuro de las plantas. 

La poda de formación es la más polémica pues existen técnicas y costumbres, criterios, mitos y creencias que la envuelven en una verdadera confusión. Por un lado no podar se considera dejadez, por otro se cree que los árboles necesitan de la poda para desarrollarse mejor.

La poda sin lugar a dudas es una agresión al árbol, que produce heridas en los tejidos de la corteza, constituyendo una puerta de entrada a diferentes patógenos. Si no se conoce la técnica de poda y se realiza en forma errónea, normalmente se observa una pudrición descendente desde las ramas involucradas hasta el tronco, provocada por hongos, este proceso es irreversible y lleva a la declinación prematura y muerte del ejemplar.
Las podas deben circunscribirse a lo estrictamente necesario y sin alterar en modo alguno, salvo casos de fuerza mayor, la forma característica de las plantas. Las podas severas no deben ser de uso corriente, sino cuando se decide hacer una reformación de la copa.
La poda del arbolado urbano tiene como objetivo adecuar y mantener la forma natural del árbol a su entorno morfológico. Con la poda se logra: restablecer el equilibrio entre el sistema radical y la parte aérea de la planta al momento de su implantación, adecuar la copa al tránsito vehicular y peatonal, al cableado aéreo, iluminación de calles, mantenimiento de la forma y sanidad del árbol.

PODA DE ÁRBOLES ORNAMENTALES

No todos los árboles tienen que tener un tronco único, algunas especies utilizadas en parques tiene ramificaciones desde el suelo, lo que se suele llamar multitronco, en este caso es importante hacer un análisis de la posición de las ramas en la copa desde que son jóvenes, las ramas que se entrecruzan suelen perderse con los años, generando problemas. Ciertas ramas grandes, unidas débilmente al tronco pueden llegar a romperse durante una tormenta ocasionando la pérdida de una importante parte de la copa, por eso las podas en etapas tempranas cuando la planta es aún pequeña.
Como condición general se debe considerar que una poda de mantenimiento nunca debe ser realizada sobre las estructuras de ramas primarias o secundarias.
Para asegurarnos que la pérdida de reservas que produce la poda no afecte significativamente el crecimiento posterior de la especie es recomendable no extraer más de 1/3 del largo de la rama a podar.
Dentro de de la poda de los árboles es necesario hacer una diferenciación entre aquellos que se plantan por razones solamente ornamentales y aquellos que además son utilizados para sombra.
En los primeros las podas suelen ser solamente durante los primeros años de plantados para que mantengan su forma característica mas la poda de limpieza siempre necesaria.
Dentro de los segundos además de la poda de limpieza se busca como objetivo que las hojas y flores se mantengan a través del tiempo en la parte inferior de la copa.
Para conseguir esto se realiza una poda de apertura de la copa que consiste en disminuir la densidad de las ramas en el centro de la copa para que aquí penetre la luz solar iluminando la parte interior de la misma.
La imagen exterior del árbol no se verá afectada y solo si miramos desde arriba veremos la apertura de la copa.
Es necesario aclarar que en aquellas especies cuya forma es columnar o piramidal las podas suelen provocar deformaciones irrecuperables por lo tanto esta tarea no es recomendable en estos casos.

En resumen para poder practicar una poda es imprescindible conocer a la perfección la forma y ciclos de floración y fructificación de las especies sobre la que se ve a trabajar de lo contrario se pueden cometer errores difíciles de solucionar.

domingo, 1 de mayo de 2011

PODA DEL ARBOLADO URBANO

Tiene por finalidad la conducción de las ramas primarias y secundarias de un árbol. Con ella se eleva la copa del ejemplar, con el objetivo de no interferir la circulación peatonal y vehícular, la iluminación y la visibilidad de carteles comerciales si los hubiere. 
En la poda de formación se debe tener en cuenta fundamentalmente la manera propia de vegetar y la forma particular de la especie, la que bajo ningún punto de vista deberá modificarse.

La poda de formación incluye:

a) Formación del tallo y elevación de la copa:
La elevación de la copa o refaldado consiste en la supresión progresiva y regular de las ramas más bajas del árbol, a los efectos de llevar su copa a una altura deseada. Cabe destacar entonces, la importancia de una correcta elección de ejemplares en el vivero, ya que si las plantas poseen una adecuada altura de inicio de copa (1,8-2,0 m) disminuyen notablemente los requerimientos de poda durante el primer año. El refaldado no debe hacerse demasiado de prisa (nunca más de 1 m. como máximo por año).
La altura de copa recomendada para el tránsito de peatones es de 2,5 m., en tanto para el tránsito vehicular el despeje será de 3,5 a 4,5 m., según circulen automóviles o colectivos.

b) Formación de túneles para cableado
La presencia de cables obliga a formar un túnel dentro de la copa, por donde se conduzca el cableado. La forma del túnel dependerá de la ubicación del tendido aéreo, ya sea que se encuentre sobre la línea de edificación o de plantación. Es importante formar el túnel a medida que crece el árbol, eliminando o rebajando las ramas que interfieran. De igual manera, se deberá conducir el árbol con el fin de que los artefactos de iluminación queden situados debajo de la copa, siempre que sea posible.

Poda de mantenimiento

Es la que se realiza una vez formado el árbol y se continúa a través de su existencia. Consiste en la eliminación de: ramas mal dirigidas, enfermas o secas, rebrotes de raíz, chupones que nacen en el tronco. También comprende el mantenimiento de túneles para conducción del cableado aéreo y de altura de la copa para iluminación y tránsito vehicular y/o peatonal.

Epoca de poda

La época más conveniente depende de la especie y de las condiciones climáticas. Las especies de hojas caducas se deben podar durante el reposo vegetativo impuesto por los fríos. El mejor momento para podar es cuando la planta tiene las reservas altas, es decir desde la caída de las hojas en otoño hasta fines del invierno, pero siempre antes de que empiece la brotación.
El peor momento para podar es cuando las hojas se están formando, ya que las reservas están en un nivel mínimo, y cuando la hojas están cayendo, ya que pierden reservas necesarias para la formación de raicillas.
Las especies de follaje persistente es aconsejable podarlas en la misma época que las caducifolias, ya que tienen en ese período menor actividad. Las podas en períodos de intensas heladas resultan perjudiciales para el vigor futuro de las plantas.
Si bien la mayoría de las ordenanzas municipales autorizan la poda desde el 15 de mayo al 15 de agosto, es necesario realizar una evaluación previa para iniciar esta actividad.

La poda de formación es la más polémica pues existen técnicas y costumbres, criterios, mitos y creencias que la envuelven en una verdadera confusión. Por un lado no podar se considera dejadez, por otro se cree que los árboles necesitan de la poda para desarrollarse mejor.
La poda sin lugar a dudas es una agresión al árbol, que produce heridas en los tejidos de la corteza, constituyendo una puerta de entrada a diferentes patógenos. Si no se conoce la técnica de poda y se realiza en forma errónea, normalmente se observa una pudrición descendente desde las ramas involucradas hasta el tronco, provocada por hongos, este proceso es irreversible y lleva a la declinación prematura y muerte del ejemplar.
Las podas deben circunscribirse a lo estrictamente necesario y sin alterar en modo alguno, salvo casos de fuerza mayor, la forma característica de las plantas. Las podas severas no deben ser de uso corriente, sino cuando se decide hacer una reformación de la copa.
La poda del arbolado urbano tiene como objetivo adecuar y mantener la forma natural del árbol a su entorno morfológico. Con la poda se logra: restablecer el equilibrio entre el sistema radical y la parte aérea de la planta al momento de su implantación, adecuar la copa al tránsito vehicular y peatonal, al cableado aéreo, iluminación de calles, mantenimiento de la forma y sanidad del árbol.

domingo, 17 de abril de 2011

DISFRUTEMOS LOS COLORES OTOÑALES

Cuando el verano acaba y llega el otoño, los días se hacen cada vez más cortos y la luz es cada vez menos intensa. Esta es la manera con la cual los árboles "saben" que se deben preparar para el invierno.
Comienza a aparecer un sinfín de colores en nuestros jardines, calles y plazas. Las temperaturas bajan y los días se acortan. Los árboles se hipnotizan con el otoño y sus hojas toman color de pétalo. Es un momento intenso, marcado por la plenitud de color y el acompasado deshojarse de los árboles con el viento, personalmente me encanta ver las hojas debajo de estos ornamentales y me parece muy relajante el sonido de las mismas con el viento o al pisarlas.
No debemos podar los árboles solamente para: no barrer la vereda, porque tapa algun desague, para que el árbol crezca más fuerte y sano, queda más prolijo, para ver mejor el cartel o la vidriera, es muy grande o muy viejo o por la costumbre de que hay que podarlos.
Las especies de hojas caducas, que caen en otoño (robles, acacias,fresnos) se pueden "no es necesario" podar en época de frío que es cuando la planta tiene altas sus reservas. Es decir que el mejor momento para podar es a fines del invierno, para evitar el frío intenso y siempre antes de que comience la brotación. 
El peor momento para la poda es el de la formación de la hojas, y cuando estas están cayendo, ya que pierden las reservas necesarias para la formación de raicillas.
Así como en lineas generales la temporada de poda se extiende desde fines de mayo a mediados de agosto, como regla debemos atender la necesidad de realizarla en la época del receso vegetativo de cada especie.




.



En general ninguno necesita poda, pero si hay que hacerlo que sea conservadora y correctamente.

domingo, 3 de abril de 2011

PLANTACIÓN DE BULBOSAS EN OTOÑO


Al comenzar el otoño y durante todo el mes de abril y mayo pueden plantarse diversos bulbos de floración primaveral: iris, jacintos, narcisos, fresias, tulipanes, anémonas, marimoñas, etc.
Las bulbosas pueden ser utilizadas en parques, jardines y hasta en macetas por su magnífica floración y su atractivo follaje.

Las plantas bulbosas nos darán interés en una sola estación del año, y es allí donde reside su grandeza, ya que esperaremos su floración con entusiasmo, el resto del año pasarán inadvertidas, algunas hasta desaparecerán, entrarán en reposo esperando el momento de volver a brotar.
Es conveniente proyectar cuidadosamente en que lugar las colocaremos, ya que su ubicación es importante al momento de plantarlas, se aconseja hacerlo en grupos de una misma especie y del mismo color, ya que adquieren más fuerza visual.

Bulbos que se adaptan al cultivo en macetas: narcisos, jacintos, fresias, anémonas, marimoñas, tulipanes y muscaris.
Bulbos ideales para canteros: marimoñas, anémonas, tulipanes, iris y narcisos.
Bulbos que crecen bien bajo el césped: narcisos, junquillos y fresias salvajes.

La mayoría de los bulbos pueden cultivarse en canteros, solamente aquellos muy pequeños y delicados deben ser cultivados en macetas, ya que necesitan períodos de sequía absoluta para poder colocaros en un lugar adecuado y resguardarlos de la lluvia.
Para plantar los bulbos se debe hacer un pozo para cada uno de ellos o para el grupo de bulbos que deseamos plantar, colocar en el fondo del mismo harina de huesos, luego cubrir con dos centímetros de tierra y después colocar los bulbos y tapar con tierra a nivel.
La distancia entre los bulbos al plantarlos, depende de la especie. Oscila entre 5 y 20 centímetros.
Los bulbos grandes se deben plantar a unos 12 centímetros de separación.
Los pequeños a 8-10 cm

La profundidad de plantación varía de acuerdo a la especie, lo ideal es plantarlos al doble de su diámetro máximo.
La utilización de compost, turba, humus de lombriz les dará a las plantas optimas condiciones para crecimiento.

sábado, 26 de marzo de 2011

HERBÁCEAS FLORALES PARA PLANTAR EN OTOÑO

En esta época a comienzos del otoño se empieza a realizar el recambio de herbáceas florales que adornaran   nuestros canteros, macetas o jardín hasta mediados de la primavera. Cuando vayamos al vivero a  comprar las herbáceas florales conviene elegir aquellas plantas que tengan buena raíz y que no han dado flores todavía, estas se adaptaran más rápido a cualquier situación y pueden llegar a ser más baratas. No hay que dejarse tentar por aquellas plantas más desarrolladas y con flores más abiertas.
Para preparar un macetero para plantar herbáceas florales debemos utilizar tierra que sea negra, a la cuál le agregaremos compost y harina de huesos, un puñado de humus de lombriz para la misma sea suelta, fértil y de esa manera la planta nos florecerá toda la estación de forma abundante. No debemos olvidarnos del drenaje de la maceta, para ello no fijaremos si la misma posee agujeros de drenaje, luego colocaremos pequeños trozos de macetas rotas, tejas rotas o pequeñas piedras para que no se obstruya el orificio de drenaje.
Si se planea realizar un cantero nuevo en un sector con gramilla y otras malezas difíciles de combatir de crecimiento estival se puede efectuar de la siguiente manera:
1- Elegir el lugar con anticipación.
2-Colocar una manguera delimitando los bordes del futuro cantero.
3- Pulverizar con un herbicida total (Glifosato) al 5%.
4- Luego de tres a cuatro semanas puntear, agregar compost, resaca o lo que necesite el suelo y regar bien, al poco tiempo verá que vuelve a rebrotar la gramilla.
5-Volver a pulverizar para combatir los rebrotes y demás malezas que hubieran nacido.
6- Después de tres a cuatro semanas ya podemos plantar las herbáceas.





Herbáceas anuales que florecen en otoño invierno
Especie
Color
Altura
Exposición
Tierra
Enemigos
Bellis perennis (coqueta)
Blanco, rojo rosado
10 a 15 cm.
Media sombra
Tierra negra y compost
-
Viola Tricolor (pensamiento)
Blanco, azul, amarillo, celeste, bordo, naranja
15 a 20 cm.
Sol
Tierra negra y compost
-
Primula polyanta (primavera)
Amarillo, azul, rojo, rosa
10 a 15 cm.
Sol y media sombra
Tierra negra y compost
-
Primula obconica
Rosa, lila, salmon, blanco
15 a 25 cm.
Media sombra
Tierra negra y compost
-
Primula malacoides
Blanco, rosa lila
1 a 25 cm.
Media sombra
Tierra negra y compost
-
Ciclamen
(violeta de los alpes)
Blanco, rojo rosa
20 cm.
Media sombra
Tierra negra y sombra
Oidio
Caléndula
Amarillo y naranja
20 a 30 cm.
Sol
Tierra negra y fértil
Oidio



domingo, 20 de marzo de 2011

SIEMBRA DE ACELGA, REMOLACHA Y ESPINACA

Estamos a principios a fines del verano y ya podemos empezar a sembrar en nuestra huerta acelga, espinaca y remolacha.
Las variedades más recomendadas para esta época son Verde de Penca ancha en acelga, Early Wonder en remolacha y Amadeo Sel INTA San Pedro en espinaca.
La acelga y la remolacha debe sembrarse a 2,5 cm de profundidad y a 3-5 cm de distancia entre si y en líneas separadas por 40-50 cm entre sí, luego cuando la plantitas tienen 3 a 4 hojas hay que ralear y dejar entre 8-10 cm entre plantas para que se puedan desarrollar bien.
El cultivo de acelga y espinaca también se puede iniciar sembrarando en bandejas, donde germinaran y creceran durante 30 a 40 días, para luego trasplantar cada 10 cm entre plantas y 40-50 cm entre lineas en el cantero.
El transplante se hace cuando las plantas tienen tres o cuatro hojas. Primero debe regarse bien el almácigo o bandeja, sacar los plantines, de a uno (ayudándonos con una cuchara si es en un almácigo), marcar una línea sobre el tablón (podemos usar estacas e hilo). Abrir agujeros usando el plantador o un palo de madera, colocar los plantines, evitando desprender la tierra de las raíces, se puede usar abono compuesto para tapar los hoyos. Presionar la tierra junto a la planta con ambas manos para que queden firmes y regamos alrededor de los plantines.


domingo, 13 de marzo de 2011

PLANTAS DE INTERIOR EN OTOÑO


Es tiempo de hacer una limpieza de las hojas amarillentas, especialmente las basales. Si encontramos manchas de color marrón podemos estar en presencia de un hongo, y habrá que aplicar preventivamente un fungicida.

Colocar en un balde con agua durante dos horas aquellas plantas que manifiesten deshidratación, preferentemente con un fertilizante anti-shock.

Exponer a lugares más luminosos a las plantas que tengan variada coloración de sus hojas: crotones, difembachias, plantas con flores (cerca de la ventana pero no con el sol directo).

A principios de otoño, durante los meses de marzo-abril es conveniente, realizar el último abonado de las plantas de interior , especialmente aquellas que florecen como: spatifilium, saintpaulia y anthurium con un fertilizante rico en fósforo para mejorar su floración.

Despues de la fertilización debemos regar bien, luego se irá disminuyendo el riego progresivamente para aclimatarlas para el invierno, salvo en lugares donde haya calefacción.

En lugares que comiencen a tener mucha calefacción, especialmente aquellos ambientes con aire caliente, agrupar las plantas (si es posible en una bandeja con agua y pedregullo, este  para que las raíces no estén en contacto con el agua) para  de esta manera evitar una mayor deshidratación.

No colocar las plantas de interior en el exterior bajo la lluvia, porque la diferencia de temperatura las perjudicará haciendo que sus hojas se pongan amarillas y se caigan (mejor juntar agua de lluvia en un recipiente para despues pulverizar las plantas)

martes, 8 de marzo de 2011

RESIEMBRA DE CÉSPED

Estamos a finales del verano y es época de ponernos a pensar en renovar y mejorar el césped para tenerlo bien verde durante el invierno, para eso tendremos que realizar la resiembra.

El período de resiembra adecuado es desde la segunda quincena de marzo hasta la primera quincena de junio, aunque el momento ideal desde el 1 de abril al 15 de mayo.
Las especies más utilizadas son: rye grass perenne o anual.

Se puede usar fosfato diamónico o un buen fertilizante arrancador de liberación lenta para asegurar la provisión de nitrógeno en la primavera. En ambos casos la dosis a utilizar es de 1-2 kg/100 m2.

La densidad de semilla a resembrar puede variar dependiendo mucho de la forma de realizar la resiembra y del uso posterior que tendrá el césped podemos decir que para un jardín 2 a 4 kg y para un campo deportivo de 3 a 5 kg/100 m2 son las densidades más aconsejadas.

La principal tarea a realizar, es el corte del césped existente bien bajo. Esto permitirá que la semilla de la resiembra tome mejor contacto con el suelo y además eliminará parte de las hojas y tallos muertos que afectarían el crecimiento futuro del césped.
La siembra debe hacerse esparciendo la semilla al voleo lo más uniformemente posible, para eso es recomendable realizar la siembra en varias direcciones, dividiendo la cantidad de semilla total a aplicar, de esta forma se logrará mayor uniformidad.
Luego pasar una rastra de alambre tejido o cadenas, con el objetivo para bajar las semillas y ponerlas en contacto con el suelo.
Al efectuar la resiembra es recomendable realizar la técnica de top dressing, que consiste en la distribución de una capa fina de tierra u otro material ( lombricompuesto, compost bien sarandeado) para mejorar el contácto de la semilla con el suelo, no permitir que los pájaros se coman las semillas y además de nivelar las inperfecciones del terreno.

El riego en los siguientes 10 días es sumamente importante, los primeros 5 días se debe regar de 2 a 3 veces por día pero poca cantidad, luego se ira reduciendo la frecuencia y aumentando la cantidad de agua.

Cuando las plantas alcanzan los 10 cm. se debe realizar el primer corte con una máquina muy bien afilada para evitar el desprendimiento de las mismas. Los siguientes cortes nunca deben bajar la altura de la planta más de 1/3 de su altura total.